Consigue la guía para elegir a tu traductor jurídico en 10 pasos

Un cliente feliz es un cliente que vuelve,

así que tu satisfacción es nuestro principal objetivo.

diver

Lo primero que haremos será tener una reunión gratuita contigo para conocer mejor los objetivos de tu empresa y asegurarnos de que nuestros servicios se ajustan a tus necesidades.

Cuando contrates nuestros servicios por primera vez, firmaremos un compromiso de confidencialidad para que puedas confiarnos tus documentos más importantes con los ojos cerrados.

Somos conscientes de que a veces tus plazos son ajustados, que necesitas que contestemos tus correos rápidamente y estemos dispuestos a trabajar a contrarreloj, tras aplicar un recargo, según el caso.

Establecemos el precio y la fecha de entrega antes de comenzar el trabajo y te enviamos un presupuesto detallado (precio, forma de pago, fecha de entrega, formato).

Estudiamos el material de referencia o hacemos nuestra propia investigación y elaboramos un glosario que solemos someter a la aprobación del cliente.

Revisamos la traducción al menos dos veces para garantizar la calidad del texto y, si lo deseas, también podemos recurrir a un revisor externo.

Aunque los textos técnicos o con formatos complejos pueden llevar más tiempo, en general, un documento de 5000 palabras estará listo al término de 2 días.

Tras la entrega de la traducción en tiempo y forma, te enviaremos un cuestionario de satisfacción para que hagas cualquier sugerencia que nos permita seguir ayudándote a alcanzar tus objetivos.

¿Te queda alguna duda? Puedes informarte mejor sobre cómo contratar servicios de traducción en la siguiente guía: Todo lo que siempre quiso saber sobre la traducción.

Para mayor información, contacta con nosotros.