El avoué francés y el procurador español, ¿qué los diferencia?

abogado-imagen-redondaSi trabajas con clientes franceses, seguramente habrás oído hablar del avoué, un antiguo profesional del Derecho francés que suele equipararse al procurador de los tribunales español. Pero, ¿sabías que estas dos profesiones en realidad distan bastante de ser equivalentes? En esta entrada te explico por qué.

 

Empecemos por comparar brevemente las profesiones del avocat francés y el abogado español para que veas las similitudes y diferencias entre ambos y puedas relacionar sus funciones con la del avoué y el procurador. Pero no vamos a ponernos tan puntillosos, que, en definitiva, ambos cumplen la misma función. A continuación, incluyo un cuadro en el que expongo de manera sintética las semejanzas y diferencias entre ambos.

 

Semejanzas y diferencias entre el avocat francés y el abogado español

cuadro-comparativo-avocat-abogado

* El Avocat au Conseil d’État et à la Cour de cassation no es un abogado en el sentido español del término, sino un fedatario público que asiste y representa a las partes litigantes ante el Conseil d’État y la Cour de cassation.

** Encontrarás la definición de todos estos órganos jurisdiccionales franceses en mi artículo anterior.

 

Veamos ahora que ocurre con el avoué francés y el procurador español.

 

El avoué francés y el procurador español

Como he dicho al principio de este post, el avoué es un «antiguo» profesional del Derecho francés. A lo que me refiero con «antiguo» es a que ha dejado de existir en 2012. Pero el proceso de supresión progresiva de estos profesionales comenzó mucho antes, precisamente, en 1971, cuando perdieron el monopolio de la representación y la llevanza de los asuntos ante los tribunaux de grande instance, debiendo fusionarse con los abogados como resultado de la aprobación de la Ley de 31 de diciembre de 1971. Desde entonces, los avoués siguieron ejerciendo exclusivamente ante los Cour d’appel con funciones similares a las de los procuradores de los tribunales españoles, es decir, la representación del cliente y la realización de los trámites procesales.

 

Pero lo cierto es que, en la mayoría de los casos, eran los abogados, y no los avoués, los que redactaban los escritos, por lo que la intervención de estos últimos, facturada mediante unos aranceles fijos, era vista por muchos como un coste adicional innecesario que el cliente debía pagar independientemente del resultado final del proceso. Así pues, en diciembre de 2006, entró en vigor la Directiva de servicios de la UE, destinada a eliminar los obstáculos en el mercado de servicios europeo e interpretada en este caso por las autoridades francesas como una necesidad de simplificar los procedimientos administrativos y ofrecer al cliente final un solo interlocutor, el abogado, para llevar el proceso desde la primera instancia hasta la de apelación. En cumplimiento de esta Directiva, el 1 de enero de 2012, entró en vigor la Ley de 25 de enero de 2011, por la que los avoués de la Cour d’appel dejaron de existir definitivamente, al fusionarse una vez más con los abogados.

 

En el siguiente cuadro sinóptico, resumo las similitudes y las diferencias entre el antiguo avoué francés y el procurador español.

 

Semejanzas y diferencias entre el avoué francés y el procurador españolcuadro-comparativo-avoue-procurador

 

Como puedes ver en el cuadro anterior, las dos diferencias principales entre el antiguo avoué y el procurador de los tribunales es que el avoué era un fedatario público y no un simple auxiliar de la justicia, como el procurador. Además, a diferencia de este, su ámbito de intervención se limitaba a los cour d’appel.

 

Dado que la desaparición del avoué del sistema jurídico francés es reciente, aún es común encontrar documentos que se refieren a él. En esos casos y por los motivos que expongo más arriba, pienso que, si bien en muchos contextos es aceptable la traducción de avoué como procurador en aras de la economía expresiva, conviene aclarar, al menos al principio de la traducción, que se trata de un «procurador ante los tribunales de apelación franceses» e incluso agregar una nota explicativa sobre la eliminación de esta profesión para que el lector no piense que la equivalencia entre ambas profesiones es total.

 

Por último, me parece interesante agregar un comentario sobre el peligroso término procureur. Si bien antiguamente esta denominación se utilizaba para hacer referencia al avoué, hoy es la denominación abreviada del procureur de la République, es decir, el funcionario que promueve la acción de la justicia e interviene cuando se cometen delitos dentro de la jurisdicción del tribunal de grande instance en el que ejerce sus funciones. No es, pues, un procurador, sino el órgano equivalente del Ministerio Fiscal español.

 

Espero que esté breve análisis te haya aclarado las diferencias entre estas dos profesiones tan presentes en documentos de los sistemas jurídicos francés y español. A partir de ahora, serás consciente de la necesidad de adaptar la traducción de avoué según el contexto, el momento de publicación y la función del texto.

 

¡Que tengas una buena semana!

 

Fuentes:
Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de diciembre de 2006 relativa a los servicios en el mercado interior. https://www.boe.es/doue/2006/376/L00036-00068.pdf
La disparition de l’avoué des métiers du droit. https://www.carrieres-juridiques.com/actualites-et-conseils-emploi-juridique/la-disparition-de-l-avoue-des-metiers-du-droit/60
La profession d’avocat : conditions d’accès et formation. https://www.village-justice.com/articles/Avocat-conditions-acces-formation,23762.html
Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2006-18870
Loi n° 2011-94 du 25 janvier 2011 portant réforme de la représentation devant les cours d’appel. https://www.legifrance.gouv.fr/affichTexte.do?cidTexte=JORFTEXT000023474278&categorieLien=id
Suppression de la profession d’avoué : premier bilan d’application de la loi du 25 janvier 2011 portant réforme de la représentation devant les cours d’appel. http://www.senat.fr/rap/r13-580/r13-580_mono.html#fn20