Recursos para la traducción jurídica y método de consulta

Todos tenemos una idea de lo que podemos encontrar en la caja de herramientas de un electricista o de un pintor. ¿Pero qué clase de artilugios guardan los traductores jurídicos en la suya? En esta entrada comparto un descargable gratuito con recursos fundamentales para este campo de especialización, además de mi método de recopilación y consulta, que me ahorra mucho tiempo mientras traduzco.

 

Una de las principales destrezas de un buen traductor es saber localizar, seleccionar y valorar recursos que le permitan resolver sus dudas terminológicas. Los hay para todos los gustos: diccionarios generales, especializados, monolingües, bilingües, enciclopédicos, en papel y electrónicos, además de los corpus, los manuales teóricos y las fuentes de consulta.

 

Los diccionarios en papel siempre han sido la fuente de consulta por excelencia. Pero las limitaciones de espacio, el tiempo de investigación y recopilación y la rápida evolución de la lengua (sobre todo en ciertos campos de especialización) hacen que su contenido caiga rápidamente en desuso y que la manera en que se organizan no siempre resuelva nuestras dudas lingüísticas.

 

Los diccionarios electrónicos solucionan en gran parte estos problemas, pues estructuran, almacenan y gestionan la terminología de una forma más adecuada, permitiendo búsquedas más exactas. Son especialmente útiles para traductores jurídicos, quienes buscan información que muchas veces no existe en diccionarios en papel y, si existiera, ¡¿quién podría tener en su oficina recursos físicos que respondieran a todas sus dudas?!

 

Pero esto no quiere decir que todo lo que se nos cruza por el camino en internet sea de confianza. Los diccionarios y glosarios en línea, por ejemplo, suelen ser iniciativas privadas de especialistas y empresas que recopilan sus materiales personales para regalárselos a sus clientes o para hacer un aporte a la comunidad investigadora. Estas obras tienen, pues, un carácter subjetivo, así que el traductor debe adoptar una actitud crítica y valorar la calidad de su contenido.

 

En los años que llevo traduciendo textos jurídicos, he recopilado una modesta lista de diccionarios y recursos en línea (y algunos otros en papel). Pero lo que más me interesa compartir es mi método de consulta. He probado una infinidad de técnicas para poner orden en mi lista de recursos (clasificación en carpetas, listas en formato Word, Evernote, etc.), pero nada me dio resultado. Cada vez que me urgía encontrar un término especializado, me perdía en la maraña de enlaces sin poder dar con el adecuado. Hasta que se me ocurrió la simple pero eficaz idea de agregarle filtros a una hoja de cálculo.

 

Eso es justamente lo que encontrarás en el descargable gratuito al final de esta entrada: una hoja de Excel con 146 glosarios, 11 diccionarios en papel, 49 fuentes de consulta y 29 fuentes de corpus. Los filtros te permitirán agruparlos por tema (Derecho, Economía, Lengua, etc.), subtema (Derecho mercantil, impuestos, diccionario contextual, etc.), idioma (EN, ES, FR, multilingüe) y valoración personal del 1 al 10. Además, cada recurso incluye una breve descripción de su contenido.


Diccionarios monolingües

Los diccionarios monolingües permiten comprender conceptos propios de un campo de especialización para evitar cometer errores de interpretación.

Dictionnaire du droit privé, de Serge Braudo

Dictionnaire de droit criminel, de Jean-Paul Doucet

Duhaime’s Law Dictionary, de Lloyd Duhaime

Financial Times Lexicon

Diccionario interactivo de derecho penitenciario, de la Universidad Complutense de Madrid

Diccionario del español jurídico de la RAE


Diccionarios bilingües y multilingües

En los diccionarios bilingües y multilingües se pueden buscar equivalentes en dos o más idiomas de términos con los que ya estamos familiarizados.

Glosario inglés-español del ámbito sucesorio, Translation Journal

Glosario de Derecho procesal penal, de Antonio Peñaranda

Diccionario de términos jurídico-policiales, de Juan Checa Domínguez

Glosario de Derecho procesal penal, de Antonio Peñaranda

Diccionario para traducción económica, de la Universidad Autónoma de Madrid

Vocabulaire juridique multilingue comparé – Droit de la famille, Dirección General de Traducción de la Comisión Europea

IATE

Glosario de falsos amigos, de Francisco Hidalgo

 
Diccionarios en papel

Incluyo algunos diccionarios en papel que utilizo con frecuencia. Claro que hay muchos otros que merecen la pena, pero, como ya he dicho, bueno sería tener la biblioteca universal en la oficina.

Vocabulaire juridique, de Gérard Cornu

Diccionario jurídico, de Juan Manuel Fernández Martínez

Diccionario de términos jurídicos, de Enrique Alcaraz y Brian Hughes

Dictionnaire juridique, de Olivier Merlin Walch


Fuentes de consulta

También verás recursos generales y especializados que me sacan de más de un apuro mientras traduzco.

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Fundación del español urgente

Centre National de Ressources Textuelles et Lexicales

Otros los consulto a menudo para mantenerme al día de lo que ocurre en el mundo de la traducción jurídica y seguir aprendiendo:

Léxico Jurídico español-inglés, de Rebecca Jowers

Traducción Jurídica, de Ruth Gámez y Fernando Cuñado

Educación Digital, de Lola Gamboa

El blog de Javier Sancho

Legally Yours from Spain, de Rob Lunn

Puntoycoma: boletín de los traductores españoles de la Comisión Europea

Portal European Justice: información sobre los sistemas jurídicos de los estados miembros de la UE en 23 lenguas


Corpus

Por último, aunque no menos importante, encontrarás los corpus. Los documentos paralelos nos permiten familiarizarnos con la terminología y los giros empleados en los distintos campos del Derecho. Diría que, para la mayoría de los trabajos de traducción, armar un corpus de textos paralelos es tan importante como consultar los glosarios y diccionarios adecuados.

Eur-Lex: acervo de la legislación de la UE

Conseil Constitutionnel: versiones en varios idiomas de legislación francesa y decisiones del Consejo

Traducciones del Derecho español al inglés y al francés

Página NO OFICIAL de los estudiantes de Derecho de la UNED

Contract Standards

 

La lista de recursos que puedes descargarte aquí abajo es solo una muestra de la enorme cantidad de fuentes disponibles en internet. Pero la tarea investigadora no termina con la localización y recopilación de fuentes fiables en línea. Es fundamental sistematizar la consulta de la base de datos terminológica que, aunque difícilmente llegue a ser infalible, seguro nos sacará de más de un apuro.

¿Y tú qué sistema de consulta utilizas? No olvides descargarte la hoja de Excel aquí abajo y decirme qué te parece. 😊

 

Descárgate gratis mis recursos para la traducción jurídica

* indicates required